Hoy en día se tienen por lo general dos tipos de discos duros, ya sean mecánicos o sólidos; todos los discos duros tienen una vida útil que permite su uso sin mayores preocupaciones durante todo el ciclo productivo de la computadora, hay que tener siempre presente realizar los respaldos de información en forma periódica, para evitar cualquier perdida de información por cualquier caso fortuito o ya sea esta por causa de virus. Sin embargo, ya sea por accidente o por errores de fabricación, este elemento tan importante de los ordenadores, que guarda todos nuestros datos, puede fallar y bloquear su acceso, lo que sin duda ocasionará numerosos problemas a su propietario.

Este artículo pretende aportar consejos para reparar el disco duro en caso de problemas:

1. Hacer respaldos de información por prevención: copia de seguridad de los datos mas sensibles: Los últimos sistemas operativos que se encuentran en el mercado tienen herramientas para realizar copias de seguridad automáticas del ordenador o de carpetas seleccionadas por el usuario. Realizar esta labor de duplicación de la información es esencial en caso de perdida de la información. Este respaldo debe realizarse en un HDD externo por si ocurre algún problema, no sea afectado.

En el caso de querer almacenar imágenes, vídeos o documentos en un disco externo, si estos datos son de especial importancia para el usuario, es recomendable hacer copias de seguridad en otro disco de preferencia externo.

Por este motivo si se tiene una red grande con mucha información se recomienda tener en cuenta una NAS, que permite hacer copias de seguridad en red y compartir contenidos dentro de los hogares o bien montar dos discos duros en una sola caja externa mediante una configuración RAID. Es decir, consiste en un sistema redundante de datos. Como mínimo es necesario disponer de dos discos duros de igual capacidad. De esta forma, si se estropea uno de ellos, el otro aún conserva los datos originales. 

2. Verificar y reparar el disco de forma periódica: Uno de los problemas más habituales con los discos duros es que algunos sectores del disco fallen o bien que la información grabada en él esté corrupta. Por este motivo, en caso de notar un mayor ruido, calentamiento del disco o una caída en el rendimiento general del sistema, es recomendable utilizar una herramienta de verificación de los discos.

Tanto Windows como Mac tienen en el sistema operativo con 'ScanDisk' y 'Utilidad de Discos', respectivamente, para realizar esta tarea. Otra aplicación recomendable para el sistema operativo Windows es TestDisk. Esta aplicación dispone de diferentes opciones para recuperar particiones borradas o el arranque del disco. Sin embargo, debido a su entorno de uso, es necesario disponer de algunos conocimientos para utilizarla.