Primero es importante considerar las necesidades de cada usuario.

Si se desea mantener una copia de seguridad de toda la computadora, un backup completo utilizando un software más la combinación de respaldos periódicos de los archivos nuevos y modificados es una buena opción.

Asimismo, si los archivos no son tantos o no se desea un respaldo de todo el sistema, copiar aquellos ficheros esenciales en otro lugar de forma manual y habitual también podría ser una alternativa válida.

Cuando se realiza un respaldo se tiene que hacer un dispositivo distinto del equipo donde se tiene la data original y res guardarlo en un sitio seguro y diferente de donde se encuentra el origen.